fbpx
Inicio / Postgrados / La simulación de la Reforma Educativa | The simulation of Education Reform

La simulación de la Reforma Educativa | The simulation of Education Reform


La simulación de la Reforma Educativa  |  The simulation of Education Reform

Sobre La Simulación De La Reforma Educativa | The Simulation Of Education Reform

Acceda a lo referente a La simulación de la Reforma Educativa | The simulation of Education Reform relacionada con postgrados.

Some cool postgrados images:

La simulación de la Reforma Educativa | The simulation of Education Reform
postgrados
Image by jpazkual
En la Reforma Educativa presentada por el presidente impuesto, Enrique Peña Nieto, hay varios aspectos sobresalientes que es conveniente abordar. El primero es el origen en, o las coincidencias de esta reforma, con las propuestas del grupo Mexicanos Primero. Para comprender el origen de las propuestas y sus intereses vale la pena mencionar que este grupo está conformado por grandes empresarios mexicanos, nada menos que la gran cúpula de capitales privados de nuestro país.

Mexicanos Primero fue formado en 2005 por Alejandro Ramírez Magaña, hijo del dueño de Organización Ramírez-Cinépolis, mientras trabajaba en la Secretaría de Desarrollo social bajo el mando de Josefina Vázquez Mota. Hoy tiene como presidente a Claudio X. González de vicepresidente corporativo de Televisa -quien por cierto fue relacionado en el caso de narcotráfico en Nicaragua; forman parte de su Patronato Carlos Fernández González del Grupo Modelo, José Antonio Fernández Carbajal de Femsa y Carlos Slim Domit de Grupo Carso.

El objetivo de esta organización es imponer su agenda mercantil en la educación del país. Mediante un discurso de supuesta calidad y de ataque a los maestros y su organización gremial, pretenden reformar el sistema educativo para que cumpla los nuevos perfiles de formación de la población trabajadora: capacitación básica, flexibilidad y formación por competencias con el objetivo de mantener un mercado laboral donde las personas estén acostumbradas a cambiar de labores como si fueran parte de un engranaje, con bajos salarios y sin chistar porque siempre estará la cruda realidad del desempleo y las televisoras promoviendo la resignación, la obediencia y el desprecio por la organización. Si no lo ha visto, amable lector, prenda su televisión y pregúntese ¿a quién le conviene que pensemos como dicen ahí? o ¿para qué sirve tener el valor? Vale entonces la pregunta y la crítica de cuál es la regencia del Estado sobre la educación pública que se reivindica en esta reforma si hace valer como propias las propuestas de la clase empresarial.

Pasemos a otros aspectos sobresalientes de la Reforma Educativa, para ir más allá de la crítica por sus orígenes. Supongamos ahora que de fondo puede contener algo positivo y continuemos en el análisis. La Reforma Educativa es elevada a rango constitucional ya que propone la modificación de los artículos 3 y 73 de la Carta Magna. Se incluyen directrices para tomar en cuenta la opinión de los padres de familia en los planes y programas de estudio; se impulsarán esquemas de suministros de alimentos nutritivos y se prohíben los productos chatarra, ante lo cual el Consejo Coordinador Empresarial, en especial Sabritas y demás dicen que esperarán a que se apruebe la ley para ajustarla, -no olvidemos que hay diputados que representan los intereses de estas empresas en las cámaras legislativas; se establecerán escuelas de tiempo completo, sólo si alcanza el presupuesto; entre otras, además de los dos aspectos de los que más se hace resonancia en los medios noticiosos oficiales, que son casi todos: la autonomía al Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) y la creación del servicio profesional docente con el cual se regularía el acceso y permanencia y los ascensos de los profesores dentro del sistema de educación pública ya que estarían vinculados a mediciones respecto de su desempeño. Con estos puntos, en especial los dos últimos, supone el documento de justificación presentado por el Copetudo Ejecutivo, se solucionarán los problemas educativos del país, ya que, sostiene el sesudo análisis del intelectual en la silla, el principal problema son los maestros. Sí, en efecto, si usted pensaba que la falta de infraestructura de las escuelas, el rezago educativo, la deserción o el analfabetismo eran problemas estructurales de la educación en México, se equivocó y nuestro brillante presidente nos da la luz con un chivo expiatorio: los docentes.

Subrepticiamente, o entre líneas, o como quien le dice a Juan para que escuche Elba Esther, la Reforma Educativa sostiene que el poder que han acumulado los representantes del magisterio es caudal fuente de los problemas educativos, y que eliminando el poder desmedido de ese cuerpo corrupto que es el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), podrá avanzar el país hacia una educación de calidad.

El problema es que la lógica no está funcionando como debiera y si bien la Reforma Educativa tiene razón en afirmar que el SNTE es un sindicato charro, la misma no representa una amenaza al poder de la cúpula sindical y en cambio sí estaría implementando políticas que garantizan las reformas neoliberales educativas que antes no habían podido instrumentarse que consisten, básicamente, en hacer del desempeño de los maestros una tabla de actividades universales y poner pruebas de llenar bolitas para saber si se cumplieron estas tareas. Si esto suena una reducción al absurdo por parte de quienes esto escriben, échele un vistazo a la prueba Enlace y sus resultados; situación sumamente alarmante pues la Reforma hará constitucional la aplicación de estas pruebas para medir en números y poner castigos y premios a los aciertos de tan controversiales resultados.

Una forma en que se estuvo promocionando esta Reforma Educativa en los medios de (in)comunicación y (des)información es que sería un duro golpe a Elba Esther Gordillo, al estilo del golpe de Salinas contra la Quina, líder del sindicato petrolero que fue encarcelado cuando el orejón llegó a la silla. Sin embargo ni existe un conflicto de fondo entre la profesora Gordillo y el Copetudo en la Silla, ni los cambios legales que se proponen solucionarán los problemas de la enseñanza. Baste revisar las posiciones que dentro del nuevo gabinete cosechó la lideresa vitalicia: Emilio Zebadúa, su candidato a gobernador en Chiapas hace seis años y Presidente de la Fundación SNTE fue designado oficial mayor de SEDESO; José Reyes Baeza, ex gobernador de Chihuahua y viejo aliado de la maestra, fue nombrado director del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

También deberíamos hacer memoria y recordar que cuando en 1992 se firmó el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica, se anunció el inevitable declive de Elba Esther y el mejoramiento de la enseñanza pública. A veinte años de distancia la maestra constituye uno de los poderes fácticos más importantes –y de los millonarios- en la política mexicana.

Con todo y reformas educativas la cúpula sindical del SNTE ha logrado mantenerse en el poder por la relación casi pornográfica que tiene con las cúpulas del poder político y económico de México, por lo que, prueba última que citaremos, a pesar de que desde 2008 se hacen pruebas de selección a los maestros para que puedan tener una plaza laboral en la educación pública, la dirección del SNTE sigue manteniendo sus arreglos corrompiendo los organismos evaluadores y las autoridades educativas.

Bien, una vez que quitamos las capas de simulación que recubren la Reforma ¿qué nos queda? ¿Hacia a dónde apuntan los objetivos de esta iniciativa? Podemos afirmar entonces que se dirige contra la situación laboral del magisterio en México, contra los derechos consignados en la Constitución y a la creación del negocio de la evaluación en la educación pública. La propuesta de Reforma establece que los docentes serán evaluados y que conforme al desempeño de su evaluación se determinará su situación laboral. Si bien en las discusiones de la Cámara de Diputados se hizo una aclaración de que a los maestros que ya tienen plaza no se les afectará su derecho obtenido, sí se aplicará a los nuevos concursantes por las plazas, apostando al individualismo y al egoísmo para que los maestros que ya tienen plaza no se preocupen de las consecuencias de esta reforma y el lector podrá recordar entonces los múltiples casos en que se ha hecho esa promesa con tal de hacer pasar una afrenta a los derechos sociales. El problema no es sólo la obtención de las plazas, sino la permanencia y las posibilidades de ascender dentro del aparato estatal educativo ya que con la nueva reforma estas situaciones estarán bajo un sistema de evaluación periódico que determinará si se cumplen o no los planes y programas educativos; pero el encargado de hacer esta evaluación, el INEE no tiene un enfoque que realmente mida la calidad educativa, sino una visión chata de lo que se denomina habilidades y competencias.

Como se viene denunciando desde hace años por parte del magisterio independiente a Elba Esther, especialmente por los maestros de la CNTE, la Alianza por la Calidad Educativa, modelo por el cual se comenzó a implementar en México la evaluación y el servicio profesional docente, no ha logrado medir ni mejorar los procesos de educación en el país. Los exámenes son estandarizados y pretenden un parámetro de evaluación universal, mientras en la realidad las condiciones concretas de las escuelas difieren mucho entre las de las ciudades y las rurales, las de escasos recursos y las de apoyo privilegiado. Al contrario de lo que se propone la evaluación, lo que hace es aumentar las brechas de separación entre las zonas de rezago educativo y las demás. Se oculta que si salen mal en las evaluaciones, tanto alumnos como maestros, es principalmente por problemas estructurales del sistema educativo y que quitarles recursos por los malos resultados no reparará las deficiencias. Lo mismo pasará con los maestros evaluados, se les usará como chivo expiatorio de las deficiencias educativas. No serán los únicos responsables, pero sí serán los que pierdan la posibilidad de una plaza, ascensos, incentivos y demás “premios” con que se disfraza el acceso al salario digno.

Pero no se nos malinterprete, no es que no se pueda o deba evaluar la enseñanza. El problema es que falta un viraje en el enfoque reduccionista y tecnocrático vigente en ese rubro, que consiste en equiparar la evaluación con la simple medición de indicadores del desempeño académico. Este enfoque ha sido objeto de duras críticas por diversos especialistas en la materia, en la medida en que no se toman en cuenta las diferencias sociales, culturales y económicas que afectan al proceso de enseñanza y no permite, por tanto, conocer los factores que debilitan o fortalecen el aprendizaje de los educandos ni ponderar, en consecuencia, las verdaderas capacidades pedagógicas de los docentes. Por cierto, aquí cabe mencionar que una manera de querer ocultar las carencias y problemas de fondo de la Reforma Educativa es querer separar la cuestión entre los derechos laborales y el servicio profesional docente, para regular la gestión educativa, cosa que como hemos visto en estos párrafos es falsa, incluso absurda, ya que no se puede separar los derechos laborales de los docentes, de los contextos específicos en que se desenvuelven.

Para concluir también hay que señalar que otro de los resultados de esta Reforma es la desaparición del contrato colectivo, logro invaluable de la lucha de los trabajadores contra el explotador, ya que ahora la situación laboral se asumiría como si fueran trabajadores aislados, sin elementos en común y sin posibilidad de organización y en relación directa, uno a uno, con el patrón, consolidando uno de los principales objetivos de la neoliberal Reforma Laboral del año pasado, de la cual hemos hablado ya en números anteriores.

Con el pretexto de combatir el sindicalismo corrupto que encabeza Elba Esther, a quien nunca se podrá defender, se quiere atacar una forma de organización que defiende y garantiza los derechos de los trabajadores, el sindicato, el cual no nació con Elba Esther, ni tiene en su interior el germen del charrismo. Si hay a quienes les conviene que los trabajadores no tengan una organización que defienda sus derechos, es a los patrones, en esta ocasión el Estado Mexicano, conformado por los mismos que dieron a Elba Esther la dirección del SNTE aprovechándose de una lucha democrática contra el charro anterior, Carlos Jonguitud Barrios, en 1989.

Vale la pena reflexionar, cuando se realizará juicio sobre la Reforma educativa que, el SNTE no es Elba Esther y que, a pesar de la amplia base de trabajadores que de un modo u otro ha logrado dominar, el SNTE no es homogéneo, que tiene una amplia base disidente que lucha no sólo por los derechos laborales de los maestros, también por la defensa de la educación frente a los proyectos privatizadores neoliberales y que son ellos quienes con la labor diaria en los salones y con la resistencia y la lucha organizada en las calles e instituciones sostienen la esencia y la existencia de la educación pública en nuestro país.

Epílogo. La carta de la supuesta autonomía del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (que dependía de la Secretaría de Educación Pública) es ficticia, por ejemplo la Junta de Gobierno del Instituto se conformará por cinco personas, quienes serán propuestas por el Presidente y deberá contar con la aprobación mayoritaria del Senado o, si se encuentra en receso, por la Comisión Permanente del Congreso. O esto no es autonomía, o el haiga sido, no será la única aportación de un presidente al diccionario del español de los políticos mexicanos.

mx.ene27.2013
galeriaautonomacu.wordpress.com/2013/01/27/la-simulacion-…

Estanterias
postgrados
Image by 502studio
practica UJTL

Ver más temas de postgrados



SUGERENCIAS SOBRE LA SIMULACIóN DE LA REFORMA EDUCATIVA | THE SIMULATION OF EDUCATION REFORM

La simulación de la Reforma Educativa  |  The simulation of Education Reform

Para nosotros es supremamente importante conocer las experiencias y espectativas respecto a las problemáticas que publican las distintas instituciones a través de nuestro difusión de educación, y es por eso que agradeceríamos mucho el que nos compartieras cualquier aspecto relacionado con las categorías sugeridas, en este caso con postgrados.

educaya.com no posee ninguna sociedad con LA SIMULACIóN DE LA REFORMA EDUCATIVA ni las empresas, personas o instituciones que cuelgan los artículos sobre o relacionados con postgrados. Si prefiere visitar el portal web original de la simulación de la reforma educativa | the simulation of education reform por favor visite a los links de referencia escritos arriba en el artículo con relación a Postgrados.


Latino IPTV - El Nuevo Entretenimiento

Un comentario

  1. jpazkual/analog

    Imagen 46

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: