fbpx
Inicio / Escuelas / Q&A: ¿Cómo podemos terminar con el acoso escolar?

Q&A: ¿Cómo podemos terminar con el acoso escolar?

Question by Alicantina: ¿Cómo podemos terminar con el acoso escolar?
El bullying, o acoso escolar, es un problema actual en nuestros colegios y entre nuestros niños. Uno de cada 10 niños al menos es acosado por otro, y también uno de cada 10 niños es acosador. Pero no es sólo un problema de niños, es algo bastante más grave, han habido niños y jovenes que han intentado suicidarse para terminar con ese calvario. ¿Qué podemos hacer? ¿Cuáles son las causas de este acoso? ¿Los padres? ¿La televisión? ¿Cómo podemos terminar con esto?… me gustaría saber vuestra opinión.

Best answer:

Answer by Arturo O
Educando a los ninos no dejar tabues

Know better? Leave your own answer in the comments!


Latino IPTV - El Nuevo Entretenimiento

14 Comentarios

  1. Esto se termina madreando a los acosadores

  2. Pues poder, no se puede hacer nada; ya que el acoso escolar siempre ha existido. Siempre ha habido algún niño o niña que se ha sentido inferior, pero lo que ha hecho ha sido hacerte sentir inferior a ti mismo, para así tu tener tu cabeza en otros sitios. Así no poder ver la pura realidad de esa persona. Las causas ya las he dado. Los padres también pueden ser culpables en cierta causa. Ya que ahora no están tanto por el cuidado de sus hijos, sino que tienen que ganar dinero y dinero para pagar las hipotecas y todo. Entonces ya es todo un problema de la sociedad.

  3. Creo que este acoso en menor medida claro está, ya existía cuando yo estudiaba. Lo que pasa es que cada vez se ha ido degenerando y cada vez es más agresivo. Creo que parte de culpa la tiene el cambio social/laboral que ha experimentado la mujer en los últimos años no pudiendo dedicar más tiempo a la família. Creo que en esta dirección el estado tendría que tomar medidas para la conciliación familiar y laboral y evidentemente los padres tenemos una labor árdua y constante para poder erradicar este tipo de acosos.

    Saludos, Rachel

  4. normalmente los niños acosados suelen ser algo introvertidos, callados, que suelen aguantar las travesuras de compañeros mas agresivos, y de no reaccionar a tiempo suele la cosa ir a mas….solucion……..a traves de padres, o maestros…pero ante todo, una señal de fuerza por el propio afectado, no iria mal.

  5. Es muy sencillo , la educación hay que darse en casa y no esperar que en el colegio se haga todo. Uff si yo me entero que mi hijo es el acosador vamos una buena le caería eso sin dudarlo y no como algunos padres que les rien las gracias a sus queridos hijos. DISCIPLINA POR FAVOR QUE ES LO QUE ESTÁ FALTANDO Y SOBRE TODO MUCHO RESPETO A LOS MAYORES QUE ES MUY BONITO Y SE ESTA PERDIENDO

  6. Mi opinión es que la mayor parte del problema del acoso escolar es culpa de los padres de los niños “acosadores”. Creo que los padres de estos niños son o demasiado estrictos o demasiado permisivos. Como en todo, la cuestión es saber dónde está el término medio: cómo ser estricto sin dejar de ser cariñoso, cómo saber decir no a los caprichos sin dejar de dar un premio merecido, cómo trabajar sin dejar de dedicarle tiempo a tu hijo. Pero sobre todo, hay que enseñarles a los niños respeto por los demás, mostrarles qué pueden sentir los niños que por lo que sea son diferentes y se les trata de un modo diferente. Hay que enseñarles con respeto para que ellos tambien sean respetuosos. Hay que darles una escala de valores desde que nacen y practicarla nosotros, que no sea sólo de “boquilla”. Ellos repiten lo que ven en casa, por lo que hay que empezar por educar a los padres.

  7. Sin duda educando a nuestros hijos en unos valores básicos EN CASA. Los profesores, son los encargados de impartirles cultura y conocimiento, pero no podemos delegar en ellos la educación de nuestros hijos. Y una vez que el acoso ya se ha producido, denunciando, por supuesto.

  8. La primera solución empieza por los padres, debemos educar en nuestros hijos en el respeto hacia los demás, en la solidaridad, en la empatia hacia el otro. No debemos permitir a nuestros hijos desde pequeñitos ninguna aptitud racista o discriminante, deben ser recriminados en tal caso, y hacerles entender que debemos respetarnos unos a otros. Pero tambien hay que intentar darles autoconfianza y seguridad en si mismos, eso se consigue con atención y cariño, para que así sean lo suficientemente fuertes como para enfrentarse a los abusos que otros pretendan hacerles.

    El problema está en los adolescentes, ya no pueden ser educados por sus padres de la misma manera, pero también en este caso los padres deben pringarse en el asunto.

    Y otra cosa, debemos intentar que los adolescentes que no maltratan se unan en contra de los otros y se unan con sus profesores para hacerles frente. En el fondo no son más que unos cobardes que no sabrán que hacer ante el rechazo de todo el colegio.

  9. El acoso escolar siempre ha existido.
    Yo sufrí acoso escolar cuando tenía 8-9 años. Entré nueva al colegio y no sólo había un grupo de “matonas” (8 ó 10) de mi curso, sino que, cuando se terciaba, también me pegaban algunas del curso inmediatamente superior.
    Llegaron a lanzarme por el aire y tirarme encima de los setos de boj que había en el jardín.
    Estoy diciendo que eso sucedía en el recinto mismo del colegio… ¡y durante el recreo legalmente establecido!
    Y estoy hablando, además, de un colegio privado.

    Yo nunca se lo dije a mis padres. La verdad es que no sé por qué (probablemente por amor propio). Y tampoco se lo dije a mis profesoras, y eso sí que sé por qué: 1) porque yo consideraba que ellas estaban obligadas a vigilar y a enterarse por ellas mismas; 2) hubiera sido peor (por chivata hubiera cobrado el doble).

    El acoso terminó de raíz durante ese mismo curso. Fue un día que vino la “lider” del grupo de matonas de mi curso. Venía ella de frente (alta y gorda), con los brazos en arco (como los del Oeste, cuando iban a desenfundar las pistolas). Las otras detrás (palabra). Y venía diciendo no-sé-qué (no la escuché), pero desde luego nada amistoso.
    Fue un momento muy intenso en el que yo sólo pensaba en una cosa: en cerrarle la boca de un mamporro. Y ella venía andando despacio (y las otras detrás). Y, cuando estuvo a mi alcance (yo no me había movido), sin mediar palabra le aticé un puñetazo de abajo hacia arriba. Mi intención era darle en la barbilla, pero se me desvió el tiro y le di en todas las narices.
    Entonces ella empezó a sangrar … y las “valientes” que llevaba detrás apretaron a correr como alma que lleva el diablo.
    La cosa es que en el colegio no me castigaron (de sobra sabían que llevaba tiempo recibiendo).
    Y, lo mejor de todo, a partir de aquel día … se me rifaban para que entrase en su “pandilla”. ¡Ni os imagináis qué pelota me hacían las compañeras!
    Por cierto, que nunca más ejercí la violencia y que, además, no acepté la invitación a entrar en su grupo. Yo nunca voy a ser la lider de unas pandilleras. Procuré la amistad de la gente que a mí me gustaba y las otras me respetaron a partir de entonces.
    Por cierto, que las mayores tampoco volvieron a tocarme. No sé por qué.

  10. hay mi vida esto solo lo podemos evitar los padres, mira que si yo me entero que mi hijo es uno de estos acosadores yo misma “lo mato” no haria como otros padres que encima se rien de que sus hijos sean los matones del recreo, vamos estos padres se ve que no tuvieron una buena educación, yo un dia se lo dije a una señora que mi hijo le dijo a al salida del colegio que su niño le habia robado algo al mio y encima esta se burlaba de mi hijo en vez de reprender al suyo. si asi estan las cosas!!! vamos cosa de locos!!

  11. Creo que el problema está en los padres que dejamos en manos de otras personas la educación de nuestros hijos. Ellos son sólo un apoyo a nuestro trabajo , no al contrario. En el colegio de mi hijo (cero conflictos) funciona desde hace 11 años un programa de conciencia social entre padres, escuela y alumnos.Consiste en charla sobre como educar a nuestros hijos y los psicologos que las dan dicen que es muy importante la comunicación entre padres y profesores, que debemos saber lo que hacen nuestros hijos. Hay que pensar menos en el trabajo y más en estar con ellos. Después está la televisión, en los informativos continuamente vemos niños que deliquen y no se les castiga la famosa ley del menor otro ejemplo es el tema de los ladrones como el caso tous los delincuentes pueden hacer lo que les de la gana contigo pero tu te debes dejar porque sino vas a la carcel. Si un chico de 17 años más grnade que yo le pega a mi hijo de 3 y yo me meto, voy a la carcel y el “niño ” a seguir acosando eso no puede ser normal. Te aseguro que si eso pasa no voy a quedarme quieta. Ahhhh se me olvidó decirte que a las reuniones en el cole sólo van unos 10 padres de todo un colegio los demás son los que lloran luego,cuando le dicen que su hijo es un delincuente.

  12. yo creo que es culpa de todos en conjunto, de una falta de preocupacion, y dejadez, porque la justicia no funciona como debiera para empezar, y de ahí vienen los miedos de los profesores, la incomprension de los padres porque no lo entienden, y de los hijos porque creen que estan superprotegidos, y les da la gana de hacer lo que quieren, sobre todo cuando estan tanto tiempo solos……
    Yo te aconsejaría que siempre estuvieras atenta o atento como si trataras supervisarlos sin tenerlo demasiado controlado, pero buscando información por todos los lados, para ver en determinados casos qué es lo que falla, y luego te pongas en contacto con el area social de tu municipio, porque ellos tienen informacion y orientacion suficiente para que te pongas al día, y sepas actuar con moderación, sobre todo intenta colaborar con los profesores que se interesan por esto. Yo lo hice y hassta la fecha estoy al tanto, sin problemas.

  13. ENDURECIENDO LAS LEYES CONTRA EL MENOR Y SOBRE TODO TOMAR MÁS EN SERIO LAS DENUNCIAS DE LOS PADRES Y QUE EL PERSONAL DEL CENTRO TOME MEDIDAS DRÁSTICAS Y NO “SE LAVE LAS MANOS” TAPANDOSE LOS OJOS COMO SUELE HACERSE

  14. El acoso siempre a existido, llega muy temprano con el desarrollo, y es una necesidad expresar la sexualidad. Ahora que la mayoría de los paíse en sus legislaciones han elevado,las expresiones sexuales (acoso) a nivel de delito, queremos descubrir el agua tibia, y todo mundo se alarma acaso, no pasamos por esos senderos en nuestra niñes, juventud, adolescencia hagan un ejercicio retrospectivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: